Los 7 pecados capitales

Hoy dedico la entrada a Fernando Savater y a sus maravillosas reflexiones en el libro ‘los siete pecados capitales’.

A pesar de que este blog está dedicado a promover cambios y buscar un camino, es necesario entender cómo funcionamos para poder hacer algo, porque sin autoconocimiento sólo se pueden dar palos de ciego.

Fernando menciona en las primeras páginas al escritos francés Jean-Jacques Rousseau, quien aseguraba que los hombres nacen naturales y felices porque no tienen deseos, pero en el momento en que empiezan a juntarse, aumenta la concupiscencia y a partir de ahí crece la sociedad dedicada a satisfacer esos apetitos. Seguidamente comienza a hablar de los 7 pecados capitales, surgidos en esa sociedad que ansía la búsqueda de placer.

La cultura, según explica el sacerdote católico Hugo Mujica, consiste en dar origen y destino a las vivencias, de modo que la vida aparece como algo que nos es dado para que nosotros le demos forma. El especialista en temas islámicos Omar Abboud asegura que existe una industria para generar deseos y apetitos, que ha generalizado una religión común: el capitalismo. Así, la cultura le da la forma del “capital” a la sociedad.

Además y puesto que ‘todos’ en el mundo occidental moderno tenemos acceso a casi todo, lo que prima ya no es la simple satisfacción de nuestros deseos, sino la competencia: hay que ser un triunfador en una sociedad en la que la competencia busca el éxito material.

De este modo, el miedo a no conseguirlo es mayor que la satisfacción de lograrlo.

El sentido de la vida, viene muchas veces dado por la necesidad. Si estás muriéndote de hambre, no pierdes el tiempo en pensar la dimensión de las razones que tienes para buscar alimento. Las necesidades son grandes simplificadoras, de ahí que mucha gente eche de menos y recuerde con nostalgia, pese a haberlo pasado mal en tiempos de guerra y de escasez.

Quien está en su casa abrigado, bien comido y aburrido, mira a su alrededor y se pregunta… quedan cinco horas para acostarme, ¿y ahora qué hago? 

La búsqueda del sentido de la vida es para los seres humanos satisfechos. No hay gatos que se pregunten: “¿Y cómo ocupo yo mi tiempo libre?”. El sentido de la vida de los gatos es dormir hasta que el hambre los despierte. El instinto animal está orientado a mantener cierto orden. Sin embargo nosotros somos los que debemos poner límites a nuestros instintos porque éstos no son innatos. Y si tú no te controlas, la sociedad te controla mediante la educación y las leyes.

Pero cuando la sociedad te controla, siendo su fin el capital, la competencia y la producción… al no poder alcanzarse se produce la frustración: no todos podemos ser magnates de una gran empresa, o ejemplos a seguir.

En esta época que nos ha tocado vivir, lo fundamental para el ser humano es luchar contra el aburrimiento, convirtiéndose los pecados en fines en sí mismos. Nuestras necesidades básicas e incluso materiales están más que satisfechas, y ante la falta de objetivos, trabajos, ilusiones –>llega el aburrimiento, la inercia, la pesada rutina, el caminar sin una meta,el automatismo, las frustraciones por un ideal de vida que no llega o no existe… y por último, las enfermedades,el estrés, la angustia y la depresión.HAY QUE ENCONTRARLE UN SENTIDO A LA VIDA MÁS ALLÁ DE LO QUE LA SOCIEDAD PROCLAMA… pues no todos hemos de tener la misma meta y al fin y al cabo…

el único triunfador es aquél que consigue ser feliz.Hieronymus_Bosch_-_The_Garden_of_Earthly_Delights_-_Garden_of_Earthly_Delights_(Ecclesia's_Paradise)

Anuncios

One thought on “Los 7 pecados capitales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s