El mar se forma GOTA A GOTA

lluvia-en-el-mar1-e1412539746352

Hoy contaré algo que me ha pasado a lo largo de la mañana y que me ha hecho reflexionar sobre cómo podemos ayudar más, con gestos simples que con grandes aspiraciones.

Esta mañana tenía una cita con la asociación “Málaga Acoge”, para conocer a sus voluntarios y socios así como las tareas que desarrollan, de cara a colaborar con ellos. Creo que hacen una buena labor y puesto que me encuentro en una situación de ‘búsqueda’ y me he sentido satisfecha en otras ocasiones al participar en otras asociaciones, consideraba que era el momento de volver a contribuir en una.

Más tarde tenía otra reunión, y cuando he salido del lugar, me he encontrado a una señora de edad avanzada, preguntando muy angustiada sobre una clínica forense patológica. Conforme empecé a preguntarle sobre los motivos por los que necesitaba encontrarla y dónde podía estar, he podido comprobar que la mujer padecía esquizofrenia. Estaba pasándolo realmente mal y creía que si trataba de acceder a la dirección del lugar a través del ordenador, identificarían dónde estaba, porque creía que todos estaban pinchados. También pensaba que ‘aquella persona a la que quería denunciar’ tenía controlado a todos los taxistas de la zona… A pesar de estar yo con ella e intentar calmarla, ha seguido preguntando a otras personas histéricamente sobre el lugar porque creía que lo iban a cerrar, y decía que venía desde Granada y no podía perder el tiempo.

Por un momento, mientras observaba cómo el resto de personas se apartaban de ella o se reían en su cara, (sí, porque se estaban riendo en su cara), me preguntaba ¿qué estaba haciendo  yo ahí? y si tenía sentido que siguiese con ella…cuando sabía que no iba a poder ayudarla realmente y que lo que creía estaba pasando, era fruto de su imaginación. También me planteé qué pasaría si fuese cierto lo que me contaba (siendo conspiracionista), y si estaría ella en peligro.

Entonces decidí seguir con ella y al menos darle algo de consuelo, hasta que encontró un taxi y me dio un beso agradeciéndome la ayuda, y diciendo finalmente que si no se sabía nada más de ella, que preguntase en la clínica ”Seranil” en el Rincón de la Victoria, Málaga. Nada más llegar a casa la he buscado y he visto que es un hospital psiquiátrico, lo cual confirma lo que ya parecía obvio (o no, no lo podré saber ciertamente, por si acaso aquí queda escrito).

Justo esa mañana había ido a una ONG para proporcionar ayuda (a alguien), y cuando me he encontrado a una persona de frente que la necesitaba, he estado a punto de irme.

No importa si su historia es cierta o no, lo que importa es que lo estaba pasando mal y necesitaba a alguien. A veces denegamos nuestra ayuda a personas porque consideramos que padecen trastornos mentales… pero son precisamente estas personas las que más sufren y necesitan ayuda.

Siempre me he interesado por todo tipo de personas, y nunca he dudado en pararme a hablar con nadie, tuvieses una pinta u otra, estuviese en el suelo, o en un altar (creo que mis amigos lo saben). Al estar con muchas de estas personas, me doy cuenta de lo desapercibidas que pasan por tener problemas mentales, de consumo, o simplemente por ser pobres. Creo que hay MUCHO QUE HACER y a pesar de que esté bien participar en asociaciones y proyectos, es aún más importante estar dispuestos a ayudar a cualquier persona en cualquier momento. Es común en el ser humano querer hacer cosas grandiosas (ya sea por altruismo o egoísmo, que cada uno decida ;)), y sin embargo poco se valoran en comparación los pequeños gestos, que unidos, hacen algo aún más grande.

Hay una frase de la Madre Teresa de Calcuta que creo sigue así: A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota. 

Llenemos el Mar gota a gota 🙂

hqdefault

Anuncios

2 thoughts on “El mar se forma GOTA A GOTA

  1. Esto que cuentas de que la gente se reía de una persona en apuros y con problemas psiquiátricos es tremendo. Hasta qué punto hemos perdido el civismo. Afortunadamente hay gente como tú que ayuda en lo que puede con los medios de los que dispone que muchas veces es tan simple como saber escuchar, y que además le conmueve lo suficiente como para llegar a su casa, buscar información y escribir sus reflexiones sin dejar que eso quede como algo anecdótico sin importancia. Te felicito porque aunque no sabías bien manejar la situación has tirado para delante con convicción.

    Me gusta

    1. Bueno, desgraciadamente yo llevo viendo eso toda la vida. A todo aquél que se sale de lo normal se le tacha como ‘rarito’, ‘loco’, ‘freaky’, borracho’… y si se ayuda a alguien que sea pobre, si el que está con el letrero se lo va a gastar en vino no! que yo digo… si quiere gastárselo en vino, quien eres tú para decirle que no! probablemente sea de las pocas cosas que disfrute en la vida. Si se ayuda, que sea a un ‘niño de áfrica’, pero si luego ese niño crece, viene y se busca la vida.. entonces está quitándote el trabajo.
      Mucha hipocresía.. pero bueno, también se hacen cosas buenas y desinteresadas, sólo hay que esperar y promover que sean más 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s