Tiempo que no tenemos, en elecciones que no necesitamos

elecciones que no necesitamos

Gastamos tiempo que no tenemos, en elecciones que no necesitamos, para impresionar a gente que no le importamos.. (una mierda)


Siempre me ha llamado la atención una frase de Will Smith, en la que dice que “gastamos dinero que no necesitamos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no importamos” . Pero hoy uso esta frase para adaptarla a la búsqueda de un camino, a la respuesta a la pregunta de ¿qué elegir en la vida?

Cuando muchos de los jóvenes han de elegir una carrera que en principio marcará su futuro, o cuando cada uno de nosotros decidimos embarcarnos en nuevas experiencias y aprendizaje… me pregunto… ¿qué hay detrás de ese interés? ¿qué sustenta el que escojamos unas elecciones y no otras? y ¿qué reconocimiento esperamos a cambio?

Porque me cuesta creer que siempre elijamos pensando en aquello que más nos llena, que nos hace sentir vivos o que realmente nos gustaría. Como todo en la vida, estamos influidos por las personas y mensajes que nos rodean constantemente.

En otras ocasiones he resaltado la importancia que se le da a triunfar y llegar a ser alguien en la vida; sin embargo… ¿quién te aplaudirá cuando llegues ahí? y lo más importante… ¿Cómo te sentirás? 

Entonces me viene a la cabeza la imagen de una persona que tras años incesantes de estudio y trabajo, consigue su objetivo. Tras ello, aquellos que tanto parecían valorar la carrera que había escogido, habían aplaudido sus notas o las conclusiones obtenidas por su tesis… ahora que lo han conseguido le preguntan otro tipo de cuestiones, pues siempre habrá cosas que no haya conseguido.

  • -¿tienes pareja?
  • -¿tienes hijos?
  • -¿has publicado algún libro? ¿has publicado artículos?
  • – ¿dispones de cátedra?
  • -¿vives de alquiler o tienes tu propia casa?
  • -¿tienes perro que te ladra?

Sea triste, o positivo, es así… muchas de nuestras decisiones se basan en encontrar cosas por las que seamos reconocidos, cuando ese reconocimiento (sustentado por la estructura actual de la educación) no importa al final del camino.

No importa porque aquellos que a lo largo de tu vida te juzgan y preguntan, probablemente

  1. hayan hecho poco o nada por ti,
  2. no te habrán apoyado durante el camino,
  3. y finalmente les importará una soberana mierda lo que hayas hecho.

Entonces al cabo de los años, esa persona se plantea cómo llegó ahí, si esa materia tan siquiera le importaba, cuando podría haber pasado ese tiempo haciendo otras cosas que le hacían mucho más feliz.

A todo aquél que se encuentre en un momento de elección (ya sea de carrera, de profesión, de pareja, de perro, de religión… etc).

¿qué elegirías si nadie pudiese juzgarte? ¿qué harías si con cualquiera de las elecciones todos te aprobasen igualmente? y sobre todo.. tú te aprobases.

Anuncios

17 thoughts on “Tiempo que no tenemos, en elecciones que no necesitamos

  1. Es un tema complicado este que has elegido. En parte, como seres sociales que somos, buscamos la validación de “la tribu” por decirlo así. Es una forma de sentirnos parte de algo de lo que supone nuestra supervivencia (hoy en día, sería una supervivencia “social”, no vital). Pero es cierto que en ocasiones, demasiadas, tendemos a basar todo lo que hacemos en lo que piensen otros, sin importar lo que pensamos nosotros mismos. El equilibrio es difícil, complicado. Y como dices, es duro terminar algo que todo el mundo nos decía que era digno de ser completado para descubrir que a nadie le interesa, que hemos renunciado a otras cosas para conseguir eso que, ahora, ni a nosotros nos gusta tanto.

    Interesante entrada. Y me da que está basada en alguna experiencia tuya propia 😀 Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. jajaj has dado en el clavo! pero bueno no es difícil…creo que si miramos a nuestro alrededor todos podríamos encontrar ejemplos de esto en nuestra vida, aunque sea en pequeñas dosis.
      En mi caso tengo la suerte de estar en un entorno en el que a pesar de estar haciendo cosas distintas a la carrera que estudié, me apoyan y aplauden por el esfuerzo.. pero como bien dices tenemos esa necesidad de sentirnos parte de algo, y sé que si ellos no me apoyasen, me sería mucho más difícil avanzar.
      Por ello añado aquí algo que no he añadido en la entrada. Respecto a ese equilibrio del que hablas, creo que la solución está en centrarse en uno mismo pero a la vez elegir a aquellas personas que influirán en tu vida, siendo éstas, aquellas que realmente te quieran y se preocupen por ti. Y generalmente aquella persona que quiera tu felicidad, te apoyará en lo que sea que hagas en lugar de juzgarte.
      Gracias por comentar Victor ^^

      Me gusta

  2. Primero saludarte y agradecerte que me hayas visitado y leído. Muy interesante entrada de blog. Creo que debemos rodearnos de gente que nos aporte cosas buenas y descartar la que nos ofrece o nos lleva a lo contrario.
    A mí personalmente, me da bastante igual lo que opina la mayoría de la gente sobre mí y lo que me rodea. Sólo me importa lo que piensa la gente que quiero, y como me quieren, me quieren y apoyan tal y como soy.
    Hay que creer en uno mismo, eso es lo más importante. Vivir respetando al prójimo y ayudar en la medida de lo posible.
    Felíz semana!

    Me gusta

    1. Como le decía en el comentario anterior a Victor, creo que el equilibrio reside precisamente en lo que comentas. Al rodearse de personas a la que les importas y que quieren tu felicidad, lo más normal es que apoyen tus decisiones y no te juzguen. Es verdad que esto a veces es difícil sobre todo con personas de edad adulta, pues tienen una visión del mundo distinta a la nuestra en muchos casos. Aún así hay que entender los consejos, aceptarlos pero decidir según nuestro “instinto”.
      Gracias por pasarte ^^ un placer recibir siempre a gente nueva 🙂

      Le gusta a 1 persona

    1. sin el resto no somos nada. Recuerdo una escena de la película “into the wild” donde el protagonista “escapa” de la sociedad y se dedica a viajar sólo. Cuando a pesar de estar disfrutando de la experiencia, se encuentra en una caravana perdida en medio del bosque y sin nada, escribe: “Happiness is only real when shared”.
      Es natural que lo deseemos, la cuestión residiría en elegir correctamente a aquellas personas que queremos que nos recuerden.

      Le gusta a 1 persona

      1. A veces a la hora de elegir parece que no acertamos y quizá por eso nos criticamos hasta hacernos pedazos. Quizá a la hora de elegir debemos buscar a los más fuertes, tú por ejemplo recuerdas con facilidad las escenas de las películas y creo que recuerdas muchas más cosas, así que cualquiera que este en tu entorno se debe sentir halagado porque tú lo vas a recordar por largo tiempo

        Le gusta a 1 persona

      2. Yo sin querer recuerdo a todo el mundo, cada cara que he visto se me queda grabada. Pero no sucede al contrario, así que voy por la calle reconociendo a muchísima gente que no tiene ni la más menor idea de quién soy haha. La gente se queda impresionada cuando comienzo a decirle cómo nos conocimos, qué sabía de su vida o qué llevaba puesto ese día. Lo cual me demuestra que todos deseamos ser recordados.. en fin, me tendré que contentar con que me recuerden aquellos que realmente importan 🙂

        Le gusta a 1 persona

      3. Durante muchp tiempo me pasaba eso, después me dedique a recordar otras cosas, desde luego que no soy como Funes el memorioso, pero guardo muchos detalles. A favor de mi trascendencia en este mundo es el momento en que debería decir que es necesario conocerte

        Le gusta a 1 persona

      4. No te preocupes Carlos, a partir de ahora ya puedes vivir tranquilo sabiendo que alguien se acordará de ti aunque sea a través de escritos en una web :P. Una vez leí un artículo en el que se decía que las células germinales nos hacían de algún modo inmortales, porque a través de la descendencia se transmitía nuestro recuerdo, y parte de nosotros en su carácter. Y bueno, no sólo eso, sino a través de aportaciones… Platón por ejemplo sigue más vivo que muchos de los que estamos aún aquí.

        Le gusta a 1 persona

  3. Hola Irene,
    tu artículo da para un debate largo y tendido en el que puede que encontráramos opiniones para todos los gustos. Dicen que querer es poder pero a la práctica estamos influenciados por tantas circunstancias que al final son las que marcan muchas de nuestras decisiones y nuestra vida. Sin duda, el estar bien con uno mismo es lo deseable pero pocos son los que lo consiguen o si lo hacen puede que sea muy tarde para disfrutarlo. Hay que ser valiente y ante las adversidades, la desesperanza, los apuros, las miserias… al final lo importante de nuestras decisiones es que han de servir no para sobrevivir sino para saber vivir.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  4. El reconocimiento que sí es importante es el de uno mismo. Pero hay personas que necesitan el reconocimiento de los demás para poder estar tranquilos y ser felices. Es triste pero es así. Me ha encantado la entrada!

    Me gusta

    1. Realmente todos necesitamos reconocimiento, pues sin reconocimiento… estás tú solo, y somos animales sociales. Creo que la cuestión está en saber elegir a aquellas personas cuya valoración aprobemos, y siempre dejando que tengan una parte de influencia, pero recordando que los más importantes somos nosotros y nuestra felicidad. Y como ya decía, al final la gente que te quiera de verdad, querrá tu felicidad y por tanto te aceptará, tomes unas u otras elecciones. 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s