Secretos del Universo (con Morgan Freeman)

agujeros negros hawkins
Secretos del Universo: El enigma de los agujeros negros.
  • ¿Qué sabemos sobre el universo?
  • ¿Qué nos aporta el estudio de los agujeros negros?
  • ¿Estás triste? ¿no sabes qué hacer? ¿no le encuentras sentido a aquello que le haces en el día a día?

Aunque en un principio parezca que felicidad y estudio del Universo sean temas nada relacionados, cada vez más descubro que tiene mucho sentido conectarlos.

Si la mayoría de personas dedicásemos parte de nuestro tiempo a estudiar aquello que nos rodea, a penetrar en las leyes de la física y la química, a observar la matemática que explica aquello que observamos, y analizásemos el comportamiento humano como una mezcla entre estas leyes y la psicología… nuestros problemas perderían gran parte de su peso.

Un psicólogo preguntaba en una clase a sus alumnos, el peso de un vaso de agua que sujetaba. Sus alumnos trataron de dar respuesta a esta pregunta haciendo cálculos, e incluso refiriéndose a si dependía de cómo se veía el vaso: “vaso medio lleno, vaso medio vacío”.

Pero el profesor fue más allá, y dijo que no dependía de lo que pesase, sino al tiempo que se sostuviese. Si se sostenía durante un rato, este pesaría poco. Si se sostenía durante una hora, su peso se vería incrementado, llegando a hacer daño; y si se sostuviese durante horas e incluso días, paralizaría el brazo del profesor.

Entonces asemejó el peso del vaso, al peso de los problemas en la conciencia humana. Si un problema rondaba nuestra mente un tiempo, no sería dañino, pero si rondaba mucho tiempo acabaría paralizándonos sin saber qué hacer.

Hoy en día pasamos una gran parte de nuestro tiempo sosteniendo problemas. Les damos vueltas hasta el punto en que no sabemos ni por qué comenzamos a preocuparnos por ellos. No le ponemos remedio, sino que seguimos alimentándolos, hasta que son demasiado pesados.

Cuando echas un vistazo a la historia del mundo, a la creación y expansión del Universo, a las leyes que lo dominan y a el futuro de éste, el vaso de agua se desvanece. No pesa, es insignificante.

Todo lo que te rodea en el día a día parece perder importancia, porque efectivamente no la tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s